1937
 
Historia de Galdakao
Siglo XIX
1900-1919
1920-1928
1929
1930
1931
1932
1933
1934
1935
1936
1937
Franquismo
1937
 
Usansolo
Se construyen refugios contra los bombardeos aéreos en los barrios de La Cruz, Zuazo, Plazakoetxe, Usansolo, Urreta y Zabalgane. Destruido un caserío de Usansolo por un bombardeo. Bombas de mano a una iglesia, los fascistas no se detienen en nada ni ante nada, arrojaron bombas ligeras desde sus aparatos en las inmediaciones de la iglesia de Santa Maria de Galdakano. Durante los bombardeos uno de los refugios estaba situado por donde pasaba un río, el bombardeo intensivo sobre esa posición hizo creer a la población que el ataque fue realizado por el piloto de la localidad Esteban Ibarreche por el conocimiento que tenia del lugar.

Fallecen el Doctor Gandasegi, Josechu de Goyarrola y Agirre niño de 12 años, padres Ricardo y Emilia, Domingo Garay y Bilbao, Andresa Lezama y Moja, viuda de Sagarminaga a los 76 años, Bernardina de Uriarte y Arozena de 75 años, Casimiro Bujedo y Miguel, Mónica Uribarrena y Zugadi a los 58 años y viuda de A.Egileor, Dunixi de Zenarruzabeitia y Maguregi a los 20 de años, Mateo de Uriarte y Sagardui de 25 años, Juan de Lejarazu y Artetxe de de 26 años y Pablo de Sangitua y Gorroño de 25 años de la Compañía San Miguel del Batallón Ibaizabal. Tras un ataque a Bilbao, cae derribado e incendiado en Galdakano un bimotor alemán Do-17 del suboficial Otto Hofmeister. Es bombardeado Galdakano por la aviación nazi, donde no existen objetivos militares. Los aviones fascistas continúan su obra de destrucción. Hacia las cuatro y media de la tarde, veinticuatro aviones de bombardeo, acompañados de seis aparatos de caza, volaron sobre Galdakano arrojando trescientas bombas, gran numero de las cuales eran incendiarias. Los aviones de caza descendieron a menos de cuarenta metros de tierra para ametrallar a la población civil, que emprendió rápidamente la huida a los refugios. Más de veinticinco casas fueron pasto de las llamas, así como numerosos bosques de pinos de los alrededores del pueblo. Las mujeres y los niños que pudieron escapar de las casas incendiadas, lloraban desesperadamente ante sus hogares destruidos. La población de Galdakano reaccionó, sin embargo, con gran sangre fría. En el municipio y sus alrededores se encuentran, después del bombardeo, numerosas bombas incendiarias que no llegaron a estallar, en la que se lee claramente “Reinsdorf 1936”.

El Consejo de Ministros hace un llamamiento para que se humanice la guerra y condena la barbara destrucción de Madrid, Gernika, Galdakano, Bilbao y finalmente recomendara a los países miembros del "Comité de No Intervención" que apoyen el mismo, para que pueda llevar a cabo la retirada de voluntarios y las futuras negociaciones diplomáticas. Las victimas según el Ministerio de Defensa en el mes de abril en Galdácano los días 7,24,29 y 30, se calculan en 22 muertos y 34 heridos.
Barrio de Plazakoetxe
Pedro Jugo nos relata la vida de Plazakoetxe y Galdakao en los años 30.